miércoles, 21 de julio de 2010

Grafologia




La historia de la escritura es una de las aventuras más apasionantes de la humanidad, una historia larga y compleja que se confunde en la de los hombres y cuyo origen se sitúa hace 6.000 años en Oriente Medio, a orillas del Tigris y del Eufrates.

Sus episodios decisivos están anclados en lo cotidiano. Estilete, cálamo, punzón, pluma: el útil impone la forma y la forma se expande. La escritura, transmisión de una grandiosa herencia, no es sino la memoria de toda la humanidad".

La palabra Grafología viene de los vocablos griegos Graphos (Escritura) y Logos (Tratado).

Existen numerosas referencias y citas antiguas que indican una inquietud latente por la interpretación de la escritura. Quizá las primera referencia a la importancia de la escritura fue hecha por el filósofo griego Aristóteles (384-322 aC). Otro importante referente histórico se halla en la obra del historiador romano Suetonio (69 –140 aC) que, en su famosa obra “Vida de los Césares”, incluyó análisis grafológicos de los principales gobernantes romanos.

Sin embargo, no fue hasta 1622 cuando se consigue poner la primera piedra en el edificio histórico de la Grafología, de la mano del médico y filósofo italiano Camilo Baldi, al publicar en Bolonia el primer tratado impreso en la materia bajo el título “Como conocer por una carta manuscrita el carácter y naturaleza del autor”. En su obra señalaba como cada persona escribía de un modo tan propio y peculiar que no podía ser imitado por ningún otro individuo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada